Gracias al cooperativismo miles de familias han podido elevar sus niveles de ingresos y procurarse mejores condiciones de existencia. Ha sido una fuente de inspiración en la promoción del ahorro y en el estímulo a la inversión productiva.

Fue en 1946 que surgió la idea de este modelo socio-económico en la República Dominicana, cuando apareció la primera cooperativa de ahorros y crédito en la localidad cercana a Santo Domingo de Manoguayabo. Su promotor fue el padre Alfonso Chafe, de la orden Scarboro. No tardó en seguirle los pasos el padre Santiago Walsh, párroco de Bayaguana, quien estimuló la creación  de otra cooperativa.

Para tales fines, la orden Scarboro hizo venir desde Canadá a San Francisco de Macorís a un técnico en la materia, el Reverendo Pablo Steele, quien sería encargado a su vez de la parroquia de la Villa de Boyá. Éste se encargó de elaborar los primeros planes para la promoción e instalación de cooperativas en todo el territorio nacional. Al padre Pablo Steele se le considera, pues, el fundador del Cooperativismo en nuestro país.

Desde entonces, el cooperativismo se convirtió en un mecanismo de ahorros y crédito que ganó la confianza de miles y miles de personas en los más apartados rincones de la República Dominicana, hasta crearse el 1 de agosto de 1949 la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito (FEDOCOOP), con sede en Santo Domingo.

Sin embargo, el poder centralizado económico y político de la época, dirigido por el dictador Rafael Leonidas Trujillo, impidió durante una década el progreso de esta iniciativa. Tras su derrocamiento en 1961,  se pudo rehabilitar la FEDOCOOP, creándose así  el 25 de octubre de 1963 (Ley 31-63), con carácter autónomo, el Instituto Dominicano de Desarrollo y Crédito Cooperativo  IDECOOP.  Poco después, y con miras a regular la formación, creación y operaciones de las cooperativas  en la República Dominicana, se promulga la Ley 127-64.  

En la actualidad, el gobierno presidido por Luis Abinader  concede cardinal importancia al cooperativismo por ser un  mecanismo que viabiliza la participación de millones de dominicanos en la vida económica y social del país, y por haberse constituido tras estos últimos 76 años en un instrumento idóneo del desarrollo productivo y financiero que experimenta la República Dominicana.

 

Elaborado por Consulado de la República Dominicana en Sevilla

Área comercial y de cooperación

______

Compartir