Desde el Consulado de la República Dominicana en Sevilla, con orgullo patriótico recordamos este 25 de febrero a uno de los propulsores de nuestra soberanía, reconocido por ser justo y valiente, Matías Ramón Mella, en conmemoración del 206 aniversario de su natalicio.

Mella quién firme en sus ideales disparó el trabucazo la noche del 27 de febrero de 1844 en la Puerta de la Misericordia diciendo, “No hay tiempo para retroceder, habremos de ser libres o morir, es la consigna!, dio inicio a la gesta de la independencia de República Dominicana.

Compartir